DESEO CUMPLIDO 4144

Nazaret tenía claro que su deseo era tener una muñeca lo más real posible para cuidarla y mimarla mucho. Se pasa el día viendo muñecas en internet y es algo que le iba a hacer muchísima ilusión. Al abrir la caja se quedó sin palabras al ver una preciosa muñeca con su "ropita" y accesorios para poder cambiarle. Sin duda este deseo no hubiera sido posible sin la ayuda de Muñecas Antonio Juan, que desde el primer momento, quisieron ayudarnos en el #deseocumplido de Nazaret. ¡La sonrisa de Nazaret fue inmensa! Nazaret está pensando qué nombre le va a poner a su muñeca y la va cuidad genial, porque no paró de decir: "¡Es mía, es mía!".