CON UNA VARITA...¡DESEO CUMPLIDO!

El poder de nuestra varita hizo realidad el deseo de Yara: conocer a Maléfica y convertirse en princesa por un día junto a su inseparable amiga de hospi Carlota. Con una varita, la Fundación Pequeño Deseo hizo posible el #deseocumplido de nuestra protagonista, que acompañada de su familia y de su amiga vivió un auténtico cuento de hadas. Una flamante limusina recogió a las niñas a la salida del cole… ¿dónde las llevaría? “¡Ojalá nos lleve a un castillo!”, exclamó Yara. Y así fue. Entre risas y refrescos, llegaron hasta la Posada Real del Castillo del Buen Amor, en el que Maléfica esperaba a las dos princesitas. A Carlota, además, le encantan los muñecos y jugar a cuidarlos, por lo que en la fiesta de Yara recibió su propia sorpresa: un precioso muñeco bebé del que se enamoró al instante.