La inesperada sorpresa de Kylo Ren para Aleix

Aleix es un chico de catorce años, muy fan de Star Wars y bético hasta la médula... Una mañana en la que estaba un poco tristón, se hizo la magia. ¡El mismísmo Kylo Ren se coló en su habitación para darle una sorpresa! Le entregó una varita mágica y, al agitarla, Aleix cerró los ojos para pedir un deseo. Cuando los volvió abrir se quedó alucinado. ¡Tenía ante él una nave de Lego de Star Wars! Aún no se lo creía cuando Kylo Ren le ofreció una tablet para que viera algo...¿Qué sería? ¡Guau! ¡Era un mensaje de su ídolo, Joaquín, su jugador favorito! Aleix no podía parar de sonreír de felicidad.

Muchísimas gracias a Fundación hna por hacer posible el #deseocumplido de Aleix, a su maestra Aure por ser la mejor cómplice y a Joaquín Sánchez por su enorme cariño.

#juntoscumplimosdeseos